Modificación del Reglamento del Impuesto a la Renta respecto al concepto de devengo
​​​​​​​
En la definición de devengo para fines del impuesto a la renta, el Ministerio de Economía y Finanzas, ha establecido, mediante Decreto Supremo Nº 339-2018-EF, la modificación del artículo 31 del Reglamento del Impuesto a la Renta, en línea con lo establecido en el artículo 57 del Impuesto a la Renta, modificado por el Decreto Legislativo Nº 1425.

1.    Tal modificación del artículo 31 esta referido al tratamiento del concepto de devengado en la imputación de rentas de primera categoría, y de rentas y gastos de tercera categoría; fundamentalmente cuando la contraprestación se fije en función de un hecho o evento que se producirá en el futuro.
a)    Si es el total de la contraprestación, el ingreso o gasto se devengará cuando ocurra el hecho o evento.
b)    Si es parte de la contraprestación, el ingreso o gasto se devengará solo en la parte fijada
Se debe considerar que el hecho o evento que se produce en el futuro se refiere a aspectos nuevos ajenos a la operatividad normal de la empresa.
Es decir, si la contraprestación se fija por ejemplo:
a)    En término de la evolución de ventas.
b)    En término de las unidades producidas.
c)    En término de la rentabilidad obtenida.
Se debe considerar también que el hecho o evento que se producirá en el futuro no se refiere a aspectos que condicionan el pago de la contraprestación, tales como, por ejemplo:  Verificación de la calidad, características, contenido, peso, volumen, u otros que pueda implicar inclusive un ajuste al precio pactado.

2.    Para la enajenación de bienes a plazo (primer párrafo del artículo 58) se tendrá en cuenta lo siguiente:
a)    La venta de bienes a plazo, constituye rentas de tercera categoría para su receptor.
b)    Los ingresos se determinan por la diferencia entre el ingreso neto y el costo computable (inciso d) artículo 11 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta) mas los gastos incurridos en la enajenación.
c)    El ingreso neto computable es el monto exigible de las cuotas convenidas para el pago, menos las devoluciones, bonificaciones, descuentos y otros.
d)    El costo computable deberá considerar lo que precisa el último párrafo del artículo 20 de la Ley. 

3.    Se precisa también que la NIIF 15 Ingresos de actividades ordinarias procedentes de contratos con clientes, a que se refiere, la segunda Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo Nº 1425, es la revisión oficializada mediante Resolución del Consejo Normativo de Contabilidad Nº 002-2018-EF/30.  Asimismo, se precisa que las normas especiales o sectoriales que refiere la Quinta Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo Nº 1425, son de carácter tributario que establece el concepto de devengo de ingresos y gastos para efectos del impuesto a la renta.